El Oryx T3 se estrena en el Rally Dakar 2022

El vehículo T3 creado desde cero por el preparador español ha sido concebido buscando los límites máximos del nuevo reglamento FIA para la categoría de prototipos ligeros.

Xavi Foj e Ignacio Santamaría son los dos integrantes del equipo para su estreno en el rally más duro del mundo, donde esperan sumar un incalculable aprendizaje para la evolución del coche.

“Para ASM Motorsport poder participar en competición como constructor de nuestro propio vehículo, y hacerlo en el Dakar, es un hito muy grande que hay que vivir para saber lo que representa”, asegura Alex Sabater, CEO de ASM Motorsport.

unnamed.jpg
unnamed (1).jpg
unnamed (2).jpg
unnamed (3).jpg

ASM Motorsport ha logrado este sábado cumplir el sueño de estrenarse en el Rally Dakar, después de trabajar intensamente durante los últimos 18 meses en su prototipo Oryx T3. El vehículo diseñado y construido en Badalona (Barcelona) busca los límites del reglamento de la categoría de prototipos ligeros de la FIA y cuenta con el experimentado Xavi Foj (29 participaciones en el Dakar) e Ignacio Santamaría (12 participaciones) como piloto y copiloto, respectivamente. 


El equipo humano de ASM Motorsport ha trabajado a destajo durante los últimos meses para tener a punto una máquina concebida y construida como un vehículo 100% de carreras. La mera presencia en la línea de partida ya es un auténtico éxito para todos los involucrados, y el objetivo final es convertirse en un constructor de referencia en el mundo de los rally raid. 
 

El Oryx T3 cuenta con solo 930 kg de peso; un cambio secuencial de competición; tracción a las cuatro ruedas; diferenciales autoblocantes de competición; un recorrido de 400mm de suspensión y carrocería en fibra de carbono como principales características que le hacen destacar frente a sus rivales. Además, el objetivo de Matthieu Bassou, responsable del diseño del prototipo, ha sido dotarle de unas prestaciones óptimas con máximo equilibrio de balanceo dinámico. Todo ello, gracias a la colaboración con sus socios técnicos y proveedores para adaptarse a las necesidades del preparador español.


Foj y Santamaría se medirán durante los próximos 14 días de carrera a otros 47 participantes en la categoría, lo que supone el récord de inscripción desde que esta se estrenase en 2020. El Dakar 2022 contará con 8.120 km totales, de los cuales, 4.260 serán contra el reloj. Después de completar con éxito las verificaciones técnicas y administrativas, ASM Motorsport ha dado comienzo a la gran aventura con un 44º puesto en T3 en la Prólogo de 19 km.
 

“Para ASM Motorsport poder participar en competición como constructor de nuestro propio vehículo, y hacerlo en el Dakar, es un hito muy grande que hay que vivir para saber lo que representa. Las empresas las hacen las personas y aquellas que han participado en este proyecto son el valor más importante que tiene este coche. Tenemos que dar las gracias también a los proveedores y fabricantes que han ayudado a desarrollar este proyecto adaptando sus productos a lo que nosotros necesitábamos”, apunta Álex Sabater, CEO de ASM Motorsport.


“Si miramos en este vivac la categoría humana que podríamos poner aquí dentro, creo que no nos gana nadie en experiencia y conocimientos. El objetivo principal es llevar el coche hasta el final y poco a poco ir incrementando el ritmo en función de la situación de carrera. Confiamos en que no nos dé problemas, que nos permita ir avanzando y que Xavi y Nacho vayan cogiendo confianza kilómetro a kilómetro. Toda la experiencia y aprendizaje que sumemos estos días en el Dakar se aplicarán en los siguientes coches que hemos empezado a comercializar a nivel nacional e internacional”.


Por su parte, Xavi Foj, Legend del Rally Dakar que disputa su 30ª edición del 1 al 14 de enero, añade: “El Oryx T3 es un auténtico coche de carreras y las sensaciones son realmente interesantes. Desde hace un año y medio hemos estado trabajando en este proyecto, en el que se ha pensado todo al detalle desde el diseño, hasta la construcción. Estos días nuestro trabajo es ponerlo a punto durante los primeros días de rally para intentar llegar a mitad del Dakar enteros y empezar a pensar si podemos ir aumentando el ritmo en la segunda semana. El objetivo es llegar a la meta y salimos con ganas e ilusión de lograrlo en nuestro estreno en esta categoría tan competida”. 


Ignacio Santamaría, uno de los dos motores principales de este proyecto, asegura: “Es realmente motivador crear un proyecto como este desde un papel en blanco y más aún estar en la salida del Dakar, aunque también es una responsabilidad. La idea es poder ir acabando etapas, ver cómo se comporta el coche, su competitividad y desarrollarlo a medida que pasen los días. Se ha pensado como un coche de carreras al 100% desde el principio, exprimiendo los límites del reglamento al máximo. Queríamos que fuera sencillo para los mecánicos, innovador en diseño y que fuera lo más fiable posible”.

image00018.jpeg